La Real Historia de la Investigación de Operaciones

La Investigación de Operaciones No nació durante la revolución industrial, ni con los trabajos de Taylor o los Gilberht. Sería como afirmar que el cálculo integral nació con Descartes. La Investigación de Operaciones nació durante la Segunda  Guerra Mundial. Después de 1939 la Alemania Nazi parecía imparable. Con una eficacia impecable los Alemanes se hicieron a la mayor parte de la Europa continental; la Wehrmach, y la Luftwaffe dominaban tierra y Aire e Inglaterra seguía en  la lista.
 

Las Operaciones Militares llevadas a cabo eran de incalculable dificultad logística. Si se agrupan muchos soldados en un área determinada, podrían ser cercados y dados de baja, o si su distribución era muy dispersa, tendrían flancos débiles que podrían ser utilizados por el enemigo; la cercanía a los centros de recursos,  agua, alimento, refuerzos, vías de transporte, etcétera, constituían variables determinantes. Había que tomar decisiones, decisiones muy importantes que no sólo costaban dinero, si no vidas humanas. Y los aliados lo sabían. Así que llamaron a científicos de todas las áreas del conocimiento humano para que ayudaran en las tareas de planeación de las Operaciones Militares: Biólogos, Químicos, Físicos, Sociólogos, Psicólogos y Matemáticos entre otros para aplicar la metodología científica o como se llamó: para hacer "Investigación de Operaciones Militares". 

Uno de los primeros problemas que se enfrentaron los científicos fue el de extender el rango de los radares para ayudar a la RAF ( Royal Air Force), la Fuerza Aérea Real Británica. Los éxitos logrados hicieron que para 1942 fuera práctica común distribuir matemáticos y físicos dentro de los equipos de planeación militar, este mismo año la metodología sería llevada a la fuerza Naval de su aliado: Los Estados Unidos. 

"[...]Los analistas de Operaciones Militares se encontraron trabajando en lugares extraños y en diversas circunstancias. En Burma hubo matemáticos que discutieron problemas artilleros con soldados británicos.  En Princes Risbourough, un cuartel general seguro, fuera de Londres,  unos químicos en combinación con colegas economistas valoraron la capacidad destructora de una bomba, generales que consultaron la estrategia de los carros de combate en la campaña de Italia con bioquímicos; un famoso zoólogo británico fue el hombre clave en el trazado de un plan de bombardeo sobre Pantellaria; oficiales de la marina pusieron bajo secreto a estadísticos y entomólogos, en relación con las perdidas de submarinos en el Pacífico;  el alto mando de la RAF y del ejército del aire norteamericano compartieron su quebradero de cabeza en el asunto de los campos petrolíferos rumanos, campos de adiestramiento franceses, fábricas alemanas de rodamientos a bolas y hélices [...]" 1

La mayor parte de las técnicas que hoy en día conocemos como parte de la Investigación de Operaciones fueron desarrolladas y usadas en Operaciones Militares, desde la batalla del atlántico a la campaña del pacífico, desde el desarrollo de estrategia y táctica de los soldados en tierra, hasta la ubicación de submarinos germanos en las aguas del atlántico.  Los aliados con la ayuda de la Investigación de  Operaciones ganaron la guerra.

Una vez terminada la contienda, los científicos pudieron llevar a la vida civil la metodología empleada durante la guerra, tanto fue así que en 1948 se abrió el primer curso formal de Investigación de Operaciones en el MIT, un años después que un matemático estadounidense (George Dantzig) hubiera desarrollado la Programación Lineal, que se convirtiera en la punta de lanza durante medio siglo de la IO, por supuesto la herramienta computacional con que se contó luego ha sido de una ayuda invaluable dentro de la evolución de la ciencia, por los voluminosos cálculos que involucran los modelos.

En nuestros días ya es una práctica común y una herramienta indispensable cuando la complejidad de la toma de la decisión empresarial es grande, sin embargo no debemos olvidar que lo que ahora estudiamos fácilmente en libros de texto alguna vez costo "sangre, sudor y lagrimas", como dijo Churchill.
_____________________________
1. Newman, James R. El Mundo de las matemáticas. Grijalbo. 1956.

Contenido :

Social