Arquimedes: El Primer Ingeniero

 

Históricamente la ingeniería nació de la aplicación de las ciencias físico-matemáticas a los problemas de la vida real. No se puede ubicar de manera exacta su origen, pero se puede discernir en el pasado por los hechos que marcaron los hitos más importantes que han permitido al hombre, a partir de raciocinios abstractos y experimentales, dominar la tierra, modificar el clima, crear autómatas y viajar a otros mundos.

 
 
La ingeniería se suele relacionar con "Ingenio", "inventiva", porque precisamente su semántica se deriva de allí. Si retrocedemos en el tiempo en busca de pruebas de ingenio o de inventiva; definitivamente tendremos que detenernos - muy en el pasado- cuando el hombre dominó el fuego. Aunque se suele subestimar este hecho - principalmente por la presencia de cerillos en la cocina - ese fue un acto de ingente imaginación y valentía. Tal vez este hecho podría dimensionarse mejor cuando se sale al campo en son de recreo y se deben preparar los alimentos, qué tal si se ha olvidado el combustible o mejor aún los fósforos ?. Cuántas personas serán capaces de hacer fuego sin estos elementos?, aún siendo Boy Scoutt? Entonces, se puede catalogar a aquel ser que se apoderó del fuego como ingeniero? Evidentemente no, - Sin que le quitemos un ápice de mérito a aquel ser- puesto que la ingeniería tiene implícita como punta de lanza ante los problemas que enfrenta, a las matemáticas, la física y demás ciencias naturales. Nuestra búsqueda debe entonces adelantarse un poco más, pasar por los babilonios y los egipcios, que establecieron principios y edificaron obras, que aún estudiamos y son de gran admiración. Nuestro camino se detiene ahora con los griegos y la cuna de la civilización occidental. Los griegos hicieron muchos adelantos en las ciencias y en la filosofía. Crearon un sistema de raciocinio a partir de axiomas. La eficacia de este método caló tan hondo en el pensamiento griego que se subestimo el método experimental al grado que se le consideraba sólo digno para los esclavos. La naturaleza podía ser descubierta sólo con la abstracción mental. Por supuesto, este hecho degeneró en el estancamiento en el desarrollo de la verdadera ingeniería.

Arquímedes de Siracusa
 
 
 
 

Sin embargo hubo un hombre que decidió poner al servicio de la misma humanidad el poder de las ciencias en la resolución de los problemas cotidianos. Él fue Arquímedes de Siracusa. En una época en que estaba mal vista la experimentación y todo trabajo manual se apartaba de la belleza de la pura deducción.

A Arquímedes se le suele recordar como un Anciano de largas y blancas barbas, de mirada serena pero inquisitiva. Fue él quien enfrentó a la potencia naval más fuerte de su tiempo, a la temida Roma.

Siracusa, una cuidad costera del este de Sicilia era un punto estratégico entre Roma y Cartago. El ejercito romano embistió con todo su poderío militar a Siracusa, para así tender un cerco a Cartago al otro lado del Mediterráneo Pero no contó con aquel anciano que empuñaba un arma poderosísima: La Ciencia. Cuenta la historia que los tripulantes de las naves romanas vieron como se incendiaban inexplicablemente sus navíos al acercarcen a las murallas de Siracusa. Aquel mago que estaba sobre las murallas con espejos cóncavos era Arquímedes.
 
"...Se dice que cuando los romanos vieron izar sogas y maderos por encima de las murallas de Siracusa, levaron anclas y salieron de allí a toda vela.
Y es que Arquímedes era diferente de los científicos y matemáticos griegos que le habían precedido, Arquímedes les ganaba a todos ellos en imaginación.

Por poner un ejemplo: para calcular el área encerrada entre ciertas curvas modifico los métodos de computo al uso y obtuvo un sistema parecido al cálculo integral. Y eso casi dos mil años antes que Isaac Newton inventara el moderno cálculo diferencial. Si Arquímedes hubiera conocido los números Arábigos en vez de tener que trabajar con los griegos, que eran mucho más incómodos, quizá habría ganado a Newton por dos mil años...
...Lo más importante es que Arquímedes hizo algo que nadie hasta entonces había hecho: Aplicar la ciencia a los problemas de la vida práctica, de la vida cotidiana".1

Arquímedes sentó las bases de la hidráulica y la mecánica, calculó el valor aproximado del número Pi e inmortalizó frases tales como "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo" y "Lo encontré (Eureka)". Como epitafio de su tumba esta la relación del volumen de la esfera que esta inscrita en un cilindro.

 

 1. "Breakthroughs in Science", Isaac Asimov, 1986

Contenido :

Social